Control de Plagas

Control de Plagas

Las plagas urbanas además de ser muy molestas pueden tener graves consecuencias en la salud pública y en el medio ambiente. Cuando insectos, hongos, bacterias, roedores o malas hierbas encuentran las condiciones medioambientales y de alimentación adecuadas, la expansión de una plaga está garantizada. Los vertederos incontrolados, las basuras acumuladas o el alcantarillado en mal estado son su paraíso. La proliferación de estas plagas puede acarrear graves problemas en las ciudades ya que algunos de estos seres actúan como vectores que transmiten enfermedades, causan alergias, picaduras etc. Además de los posibles daños tanto en espacios naturales como en viviendas e instalaciones industriales, su acoso puede provocar la desaparición de la fauna y la flora autóctonas.

Cómo hacer frente a las plagas urbanas

La mejor forma de hacer frente a una de estas plagas es prevenirla. Para ello es importante asegurar un ideal óptimo de limpieza, eliminando aquellos lugares que pudieran contribuir a su desarrollo. También es importante instalar barreras físicas que impidan su paso. Una vez que la plaga ya se ha instalado existen diversos métodos activos para combatirla y estos dependen del tipo de plaga que estemos tratando. De esta forma tenemos los diferentes tratamientos:

  • Desinsectación: Control y eliminación de INSECTOS (mosquitos, cucarachas, chinches, garrapatas, arañas, ácaros, termitas, carcoma, cochinillas, hormigas, ciempiés, ecalopendras, etc).
  • Desrratización: Control y eliminación de ROEDORES (Ratas y Ratones).
  • Desinfección: Control y eliminación de MICROORGANISMOS (Bacterias, protozoos, etc).

Enfermedades

Desafortunadamente todas las plagas son dañinas, focos de infecciones y fuente de enfermedades. Entre las más comunes y peligrosas tenemos:

Lepra, peste, inflamaciones, diarreas, infecciones intestinales y urogenitales, fiebres (dengue, amarilla, linfática, etc), paludismo, Leishmaniasis (enfermedad muy peligrosa contagiada a través de picadura de mosquito), dermatitis, ehrlichosis (enfermedad muy peligrosa contagiada por garrapatas), reacciones alérgicas, leptoespirosis (enfermedad muy peligrosa contagiada por orina de rata), corimomeningittis linfocítica (enfermedad muy contagiosa contagiada por saliva y orina de rata), hantavirus (enfermedad muy peligrosa contagiada por orina y heces de ratas), etc.

Control de Plagas, Ecofauna

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *